Dicen que el amor es cosa de dos, pero en este caso, nanai. El amor es cosa de 3 en la historia que os traigo hoy.

Ruben, Modesto y Anna se dieron el “Sí quiero” sin hacer ruido. Sólo les acompañó la luz de Almería, el campo de Cabo de Gata, y sus rincones, o los nuestros, pero que ya son suyos.

Una historia muy especial para nosotros por su sencillez, su cariño, y el respeto que se tienen. Viendo las fotografías, vuelvo a trasladarme una y otra vez a esa tarde y tengo que decir, que me gusta mucho volver a verles y haber podido ser testigo y parte. Desde aquí os mando un abrazo muy fuerte y espero que nuestros caminos se vuelvan a cruzar pronto, aunque estéis lejos.

Gracias x todo!!!